Pont du Mont-Blanc

El Pont du Mont-Blanc es el más amplio de los cinco puentes que cruzan por encima del Ródano a su paso por Ginebra. Es el primero que encontraremos entre el Lago Leman y el río, y desde el mismo podremos tener una magnífica vista de la rada del puerto, rodeada de parques y jardines, así como del famoso Jet d’Eau, el célebre surtidor de agua de la ciudad suiza. Por el otro lado tendremos la oportunidad de ver la île Rousseau, el bastión defensivo construido en 1538 y en cuyo interior se encuentra la estatua dedicada al famoso pensador ginebrino, J.J. Rousseau.

El puente comunica la Rue du Mont-Blanc y la Quai Général Guisan.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter