Catedral de St. Pierre

Catedral de St. Pierre

La Catedral de St. Pierre fue construida en el punto más alto de la ciudad antigua de Ginebra, lo cual permite que se divise desde muchos puntos de la ciudad y ofrece, desde sus torres, unas vistas increíbles. Sobre su construcción sabemos que fue levantada en el emplazamiento de un antiguo santuario romano, sobre el que se construyeron más tarde diversos edificios religiosos de los siglos IV y V. Los restos de estas construcciones son visitables en el subsuelo de la catedral gracias al recorrido arqueológico que puede realizarse por la misma. La iglesia actual, levantada con formas románico-góticas durante los siglos XI y XIV sobre los restos de una basílica paleocristiana preexistente, fue enseguida modificada y varias veces restaurada. En 1536 adoptó el culto protestante y hasta 1564 predicó en ella Calvino.

La fachada es de estilo clásico y cuenta con una columnata de orden corintio. Fue reconstruida a mediados del siglo XVIII según el diseño del arquitecto Benedetto Alfieri. Salvo este elemento discordante, la catedral conserva su aspecto gótico original. Como elemento más llamativo existe un cimborrio con una aguja de 1895 situado entre las dos torres, que no se encuentran junto a la fachada, como sucede en gran parte de las catedrales góticas, sino a los lados del crucero.

Catedral de St. PierreSu interior cuenta con tres naves divididas por amplias arcadas sobre pilastras con notables capiteles tallados con motivos florales, monstruos, escenas bíblicas y una serie de galerías que discurre también a lo largo del crucero y del coro, con capillas a ambos lados. La capilla de los Macabeos, de estilo gótico tardío, se encuentra al comienzo de la nave situada a la derecha. También podremos encontrar, en la misma nave, una sillería del siglo XV y una tumba de mármol negro del duque Henri de Rohan, caudillo de los protestantes de Francia bajo el reinado de Enrique IV.

La catedral se puede visitar de manera gratuita durante todo el año aunque es posible acceder, previo pago, a una de las torres, desde la cual se puede pasar por debajo del cimborrio que sobresale en el edificio y se puede alcanzar la otra torre, que ofrece unas vistas excelentes de toda la ciudad y del lago Leman. También es posible realizar un recorrido arqueológico por la catedral, pudiendo comprar el billete conjunto con la subida a las torres o bien por separado.

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter