El Parque de la Grange es un conjunto paisajístico de 12.000 m² con una gran cantidad de rosales. Fue creado entre 1945 y 1946, y en su interior podremos encontrar más de 200 variedades distintas de rosales, en medio de una excepcional armonía arquitectónica: terrazas entre las escaleras de piedra natural, estanques y pérgolas. Está situado cerca del Jet d’eau, por lo que un paseo por sus caminos es visita obligada si se está cerca del famoso géiser de agua de Ginebra.


Se trata de una extensa explanada en forma de losange (rombo colocado de suerte que uno de los ángulos agudos quede por pie y su opuesto por cabeza) que se abre en el centro del barrio homónimo, comprendido entre el Arve y el Ródano, los dos ríos de la ciudad.

Es el lugar en el que los cazadores de gangas, coleccionistas y curiosos se reúnen los miércoles y los sábados por la mañana entre las hileras de puestos que se instalan en el Plainpalais. Un turista que aproveche para visitarlo en esos días podrá encontrar antigüedades, curiosidades y baratijas de todo tipo.



El actual Jardín botánico de Ginebra fue creado en 1902 y comprende un jardín alpino con la flora autóctona de las montañas europeas, sobre todo de los Alpes, pero también de los Andes y de las Montañas Rocosas. En los invernaderos crecen plantas tropicales, subtropicales y de los desiertos. Completan el jardín un parque con venados y el Conservatoire Botanique, palacete con valiosos herbarios que cuenta con más de 5 millones de ejemplares.

Se puede visitar de noviembre a marzo, de 9:30 h a 17 h; de abril a octubre, de 8 h a 19:30 h. La entrada es gratuita. Los invernaderos antes mencionados se pueden visitar de 9:30 h a 16:30 h. Para encontrar más información hay que visitar su página web: http://www.ville-ge.ch/


Este parque de árboles seculares se extiende en terrazas a la orilla del lago, al norte de la ciudad vieja, y ofrece una vista bellísima de la ciudad de Ginebra. Si damos un paseo por sus caminos encontraremos algunos árboles con muchos años de antigüedad así como un bonito jardín de plantas mediterráneas.

Con vistas al lago hay una villa del siglo XIX que actualmente alberga el Instituto Henry Dunant. También podremos encontrar el Monumento a los caídos y alguna que otra estatua.

Según un relato del siglo XVIII, el parque era frecuentado por Casanova . Posteriormente, el parque Mon Repos fue propiedad de Philip PlantamourEl químico y físico Mon Repos hizo en el parque un centro cultural y un modelo de jardín compuesto por plantas raras. Cuando murió, el ??parque fue legado a la ciudad de Ginebra.


Se trata de un amplio parque cerrado que se extiende por la zona de los antiguos bastiones de Ginebra. Dentro del recinto se halla el edificio de la Université, de mediados del siglo XIX, que tiene su origen en una academia teológica fundada en 1559 por Calvino.

Antes de convertirse en el parque de las murallas funcionó como jardín botánico, lo que provoca una gran variedad de plantas en su interior, sin duda alguna se trata de uno de los lugares de paseo y descanso más recomendables de la ciudad. Es el único parque que no da al lago Leman, sino que abraza la ciudad vieja. Lo más destacable son sus grandes extensiones de césped, donde uno se puede tumbar libremente, rodeado de grandes árboles.

También es singular la zona de la entrada, con varios tableros gigantes de ajedrez, donde los ginebrinos (y algunos turistas) juegan partidas horas y horas, gracias a las piezas de ajedrez y damas. Un gran muro, con estatuas de Calvino y otros reformistas, vigilan a los pies de los Bastiones, la muralla que da nombre al parque y que defendía la ciudad alta, el casco histórico.


  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter